fbpx
Y SI NO, DIOS SIGUE SIENDO BUENO

Y SI NO, DIOS SIGUE SIENDO BUENO

Escrito por Deinah mayo 22, 2021

Mientras almorzaba con una amiga hace unos días, la conversación se fundió en un tema
muy interesante: “las oraciones sin respuesta”. Mientras compartíamos nuestros
pensamientos, sucede que ambas hemos estado luchando con la pregunta: «¿Por qué Dios,
por qué?»

Al final de nuestra cita, mientras me dirigía a casa, me vino a la mente la historia de Job. Un
hombre que lo perdió todo. Sus posesiones, sus hijos y su salud. Pero sin embargo,
permaneció fiel a Dios, incluso cuando su esposa lo alentó a maldecir a Dios y morir.

Esperar

Muchos de nosotros hemos estado en situaciones en las que comenzamos a hacer
toneladas de preguntas. ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Por qué permitió Dios que sucediera esto?
Desafortunadamente, hay preguntas a las que nunca obtendremos respuesta. Sin embargo,
una cosa que sí sé con certeza es que cuando nos aferramos a Dios, Él nos restaura y nos
hace nuevos. Cada vez que leo la historia de Job, me conmueve y me pregunto: «¿Habría
mantenido intacta mi integridad como lo hizo Job?» Algo que creo que todos deberíamos
preguntarnos.

Sus promesas

Es posible que nunca entendamos realmente por qué Dios permite que sucedan cierta
cosas. Pero una cosa de la que podemos estar seguros es que Él siempre estará allí para
fortalecernos, consolarnos y darnos Su paz, una paz que sobrepasa todo entendimiento
humano. Sus promesas nunca fallan. Después de todo por lo que pasó Job, Dios bendijo la
última parte de su vida más que la primera. Dios le dio más de lo que jamás hubiera
imaginado.


Y si no, Dios sigue siendo bueno

En conclusión, mi amiga agregó: “aunque no entiendo por qué Dios permite que sucedan
ciertas cosas, no habría sobrevivido todo sin Él». No podría estar mas de acuerdo.

Habiendo dicho todo esto, le animo a que se aferre a las promesas de Dios. Esta vida nos
traerá dolor y tristeza, es inevitable. Sin embargo, Dios siempre obrará todas las cosas
juntas para nuestro bien si le permitimos que lo haga. Él nunca nos dejará ni nos
desamparará. Entonces, independientemente de nuestras oraciones sin respuesta y nuestro
millón y uno de preguntas, Él sigue siendo bueno y fiel por siempre. ¡Siempre lo fue y
siempre lo será!

You may also like